Especialidades y Servicios

Volver

Centro de Fertilidad

Sede PROCREARTE San Juan

Procrearte es una red de profesionales del área de la salud, relacionados entre sí por su interés en la reproducción humana.

La red realiza actividades académicas y científicas que busca optimizar la atención de las parejas con deseos reproductivos.

Fue creada en 1999, conformando la primera red de Medicina Reproductiva de la Argentina, integrada por más de 100 profesionales afiliados en todo el país.

La sede central de Procrearte está en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, estando ahí el laboratorio de reproducción asistida más sofisticado y mejor desarrollado del país, que le posibilita llevar adelante todas las técnicas de reproducción y ser pioneros en algunas de ellas, acercándole a sus pacientes la mejor tecnología en el mercado nacional, con nivel internacional.

Además de su sede central en Capital Federal, Procrearte cuenta con sedes y filiales distribuidas en el país, donde es factible realizar estudios y tratamientos de fertilidad.

En el segundo semestre de 2017 Sanatorio Argentino lanzará su Centro de Fertilidad conviertiéndose en la Sede San Juan de PROCREARTE, donde podrán realizarse tratamientos y estudios de fertilidad de baja, mediana y alta complejidad.

El Centro, que funcionará en un nuevo sector de la Sede San Luis Sur, contará con un laboratorio, equipamiento de última generación y staff médico altamente capacitado para dar respuesta a parejas con dificultades reproductivas.

¿Cómo es un procedimiento de fertilización in Vitro?

Las técnicas de fertilización in Vitro, como su nombre lo dice son aquellas en las cuales la fertilización se produce fuera del cuerpo (en el vidrio).

La técnica original se denomina FIV y  en esta técnica la fertilización del óvulo por el espermatozoide se produce en un medio artificial como es el laboratorio, pero el proceso de fertilización es totalmente natural ya que se coloca un promedio de 200.000 espermatozoides alrededor del óvulo, el que será penetrado naturalmente por uno de ellos y así se formarán los embriones que serán transferidos a la cavidad uterina por medio de diferentes tipos de catéteres mediante un procedimiento sencillo e incruento. Cuando la muestra espermática es muy pobre y se sospecha que es poco posible que los espermatozoides puedan fertilizar solos, se utiliza la técnica de ICSI (inyección espermática intracitoplasmática) en donde se inyecta un espermatozoide en cada ovocito. Vale decir se favorece el proceso de fertilización.

Este tipo de tratamiento está indicado para todos aquellos casos en los que existe dificultad en el encuentro entre los espermatozoides y el óvulo. Así se han tratado factores masculinos, endometriosis, problemas inmunológicos, esterilidad sin causa aparente, etc. y se han incorporado algunos procedimientos como la criopreservación embrionaria.