Novedades

Diez mitos y realidades de la incontinencia urinaria

Actualidad // Jueves 14 de Marzo de 2019

Compartir:

Hoy, 14 de marzo, es el día de la Incontinencia Urinaria y la Lic. en Kinesiología, especialista en Piso Pélvico Guadalupe Vega explicó sobre los mitos de un tema que todavía es tabú en la sociedad. Para profundizar, darán una charla la próxima semana en Sala de Ateneos de Sanatorio Argentino

Mitos y Realidades

  1. La incontinencia urinaria es una patología propia de la tercera edad. Mito.

A medida que aumenta la edad se incrementa la incidencia de esta patología, pero no es el único condicionante. Cada vez es más común encontrar incontinencia en pacientes jóvenes, debido generalmente al embarazo, sedentarismo, actividad deportiva o sobrepeso.

  1. Además de la cirugía, existen otros tratamientos efectivos contra la incontinencia urinaria. Realidad.

 Como terapias de la conducta, fármacos, ejercicios físicos específicos y una amplia gama de productos para cubrir las distintas necesidades.

  1. La actividad física siempre contribuye a mejorar la situación del paciente. MITO.

Según como sea la actividad física, puede predisponer a la incontinencia de orina. Si el paciente tiene incontinencia, debe ser dirigido por alguien idóneo ya que la actividad física puede lastimar y atraer consecuencias de incontinencia.

  1. Costumbres como beber menos líquido o cortar la micción previenen la incontinencia urinaria. Mito.

Al beber menos líquido, la orina se vuelve más concentrada, lo que provoca una irritación en la vejiga y en consecuencia mayor frecuencia de las visitas al baño.

  1. La incontinencia urinaria afecta tanto a hombres como a mujeres. Realidad.

Los hombres esperan hasta un año para consultar sus síntomas con un profesional sanitario. Es recomendable visitar con frecuencia al urólogo al igual que las mujeres acuden al ginecólogo.

  1. No existen productos para las pérdidas de orina en hombres. Mito.

En el mercado existen variedad de productos destinados al público masculino, pero son muy pocos los que los usan.

  1. La incontinencia urinaria afecta a la virilidad. Mito.

No existe relación alguna que vincule la incontinencia urinaria con la reducción de la virilidad o de la erección.

  1. La incontinencia urinaria no tiene cura en la mujer. Mito.

Este problema se debe principalmente al debilitamiento del suelo pélvico y existen soluciones para paliarlo y minimizar sus efectos. Muchas mujeres necesitarán fortalecer la musculatura con rehabilitación, otras precisarán de una intervención quirúrgica. La valoración ha de realizarla un especialista.

  1. Los ejercicios de Kegel también mejoran la vida sexual de la mujer. Realidad.

Estos ejercicios fortalecen los músculos vaginales, aprendiendo a contraerlo y relajarlo y proporcionan a la mujer un mayor placer durante las relaciones sexuales.

  1. Los productos de higiene femenina sirven también para la orina. Mito.

Muchas mujeres utilizan compresas y protegeslips para la menstruación cuando empiezan a observar pérdidas de orina, pero estos no están diseñados para las características propias de la orina. Para ello, existen protecciones específicas

CHARLA

El próximo jueves 21 de marzo, a las 19 hs se abordará la problemática de incontinencia de orina con profesionales en kinesiología y urología.

Es abierta y gratuita y tendrá como expositor a la Lic Guadalupe Vega y al Urólogo Marcelo Zalazar